Psicología del Billar



La semana pasada estaba hablando con un amigo, se llama Diego es uno de los jugadores más prometedores de tenis en este país, me hablaba sobre la psicología en el tenis, el tema me encantó y comencé a investigar si también puede aplicarse al billar... Encontré excelentes escritos, el cual lo comparto con ustedes.


Concentración: Algunos Consejos Útiles 

Es habitual escuchar quejas y comentarios respecto de las dificultades que atraviesan algunos jugadores al momento de enfrentar un partido. Es importante que todo el trabajo previo, el entrenamiento y preparación, no se eche a perder en cuestión de segundos. Entonces la pregunta es: que puedes hacer, para estar tranquilo y confiar en que has hecho todo lo que estaba a tu alcance para que tu rendimiento sea el esperado?. Puedes desarrollar y entrenar diferentes habilidades psicológicas que te ayuden a lograr tus objetivos.

Te propongo entonces que tengas en cuenta los siguientes consejos:

1. Utiliza palabras convenidas

Primero tienes que familiarizarte con ellas; en tu práctica diaria puedes utilizarlas y buscar aquellas que mejor te resulten. Por ejemplo, si quieres darte aliento podrías utilizar las palabras del tipo vamos!, o puedes hacerlo!; si tu objetivo es no ponerte nervioso en el medio del público y de tus rivales, puedes usar la palabra tranquilo o relajado; mientras que al momento de tener que realizar un tiro preciso, puedes utilizar la palabra foco, entre otras.



2. No ser crítico contigo mismo

Si cometiste algún error, (fallaste un tiro, o la forma en que le pegaste a la bola no fue la que deseabas); es importante que trates de no juzgar esta situación como buena o mala, como positiva o negativa, si te pones demasiado crítico con algo que realizaste, es posible que lo generalices a otros aspectos de tu conducta, y que tu concentración y rendimiento disminuyan. Por ejemplo si piensas: “Que mal estoy jugando hoy”, la generalización sería “soy un desastre” y de continuar, tus pensamientos serían del tipo “no sirvo para esto”, etc.

3. Idear una rutina


Las rutinas pueden ayudarte a focalizar tu atención y ser de gran ayuda para tu preparación psicológica frente al partido que esta por comenzar. Puedes planificar qué cosas harás en los momentos previos al partido, etc. Al igual que en el primer consejo (utilización de palabras convenidas), es importante que elijas aquello que te sea útil, por ejemplo si eres de dispersarte y tu mente se distrae en pensamientos no pertinentes a la tarea, puedes focalizar tu atención de manera detallada en la zona de juego, hacer algunos movimientos con el taco, etc.; en cambio si tienes un estilo personal demasiado desordenado puedes estructurarte una serie de pasos que lleven a concentrarte, es importante que la tarea que elijas se adecue a tu estilo personal.



4. Concentrarte en el presente

Resulta difícil conservar la atención en el momento presente. Es importante que no te quedes fijado en aquello que piensas no haber realizado de manera correcta, o en lo que está por suceder. Puedes entrenarte en detectar cuándo estos pensamientos se aproximan y utilizar una palabra convenida como foco, o algún movimiento (chasquido de dedos, palmada) que te ayude a volver al presente.Estos consejos pueden ayudarte a que en los momentos previos al partido y durante el desarrollo del mismo, puedas mantener tu concentración en lo que debes realizar. De a poco vamos a ir conociendo las diferentes variables psicológicas relacionadas con el desempeño del jugador, todas son importantes y todas están implicadas en el rendimiento deportivo y nos pueden ayudar a tener una mejor performance; es por ello que así como se deben entrenar los aspectos físicos, técnicos y tácticos; es también importante tener conocimiento y manejo de las destrezas psicológicas, éstas pueden ser una herramienta útil para estar tranquilos que hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance de cara a lograr aquello que deseamos.

Con la colaboración: Ultima Bola

1 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias pondre en practica los consejos

Publicar un comentario