La Suela Tacos de Billar


La suela, zapatilla o botana es inventada en 1927 por el militar francés Mingaud. Invento que fue revolucionario pues permitió y facilitó la jugada de retroceso, el corrido y los efectos laterales.

Dependiendo de las modalidades se usan diferentes anchos de la suela que lógicamente está en función del ancho de la flecha. En tres bandas es usual un ancho de 11,5 a 12 mm mientras que para las modalidades de libre se usan de 11 mm o menos.

Hay muchos tipos y marcas de zapatillas que se pueden clasificar como blandas, medias (semiblandas o semiduras) y duras. Normalmente se utilizan las medias.

En las figuras anteriores he intentado dibujar varias suelas:

A.- Es demasiado baja y redondeada, es típico de una suela ya muy usada. No está mal del todo para jugar. El problema surge cuando golpeamos fuerte ya que puede sufrir daño la propia base de la virola y quebrarse.

B.- Está bien de altura pero está redondeada. Es lo frecuente en los jugadores que exageran los efectos laterales, es decir, golpes muy periféricos a la bola. Lo normal es que cometan muchas pifias, es decir, que la suela resbale sobre la bola más que golpearla.


C.- Muy bien de altura y de perfil pero muy mal que sobresalga de la virola. Es muy posible que cuando se dé un golpe, especialmente con efecto, la suela salte ya que no tiene apoyo en la virola. Debe recortarse inmediatamente el lateral para que no sobresalga. Esto es frecuente que suceda en la primera vida de la suela ya que al ir golpeando suele ensancharse.

D.- Demasiado alta y con sección cónica abriéndose hacia arriba. Tanta altura provoca una exageración de amortiguación de la suela, funciona como un muelle y absorbe demasiada energía. También se corre el peligro de que salte.

E.- Perfecta en cuanto a alineamiento pero excesivamente alta.

F.- Todo lo contrario, excesivamente baja. Lo normal es que se dañe la virola al golpear.

G.- Bien en altura pero con sección cónica cerrándose hacia arriba, no es mucho problema ya que tenderá a ensancharse y el cono evolucionará hacia un cilindro.

H.- Para mi gusto es el perfil perfecto. Es importante que la primera parte de la suela, la que está más cerca de la virola sea una prolongación lineal de ésta. Es lo que se llama tener "pared". Si observas bien la parte superior tiene una curva que nace de un vértice, es decir, que la curvatura no se inicia gradualmente como en el caso B. El riesgo de pifia disminuye de esta manera.

Es costumbre mojar con saliva levemente la pared de la virola y pasarle los dedos índice y pulgar para que se endurezca y no se quiebre. Hay instrumentos que ayudan a conservar esta pared, uno es un sacapuntas que hay que pasar suavemente para no sacar lascas grandes del lateral de la suela, el otro es un cilindro hueco donde se introduce la punta de flecha, debe humedecerse previamente con saliva la pared de la suela. Lo tradicional siempre ha sido un trozo de lija fina que se pasa suavemente por su parte rugosa contra la pared, después se humedece un poco ésta y se vuelve a pasar la lija pero por el reverso o parte lisa.

Con respecto al cambio de suela decir que hay que trabajar con cuidado para no dañar la virola o base de la suela. Hay que quitar ésta con una cuchilla bien afilada como las de tipo cuter (ver figura). Cuando quede una fina capa de suela hay que actuar con precaución. Generalmente con un disolvente como la acetona (el limpiador de uñas de las mujeres) se suele quitar la última parte y dejar completamente limpia de restos de suela y de pegamento la virola.


El mejor pegamento es el de contacto, algunos son de acción lenta y otros más rápidos. Lo de tipo ultra rápido como Loctite no los recomiendo salvo urgencias ya que son fuertes para materiales que no van a vibrar pero se pueden fracturar con los golpes del taco; además son más difíciles de limpiar después y casi siempre hay que terminar lijando la virola. El de contacto es mucho mejor, es más elástico y soporta la vibración del taco. No debe ponerse mucha cantidad para evitar que se forme un colchón grueso. Lo normal es echar una pequeña cantidad en la suela y extenderlo bien en ella procurando no salirse de los bordes, a continuación colocarla sobre la virola bien limpia y ponerlos en contacto girando un leves segundos para que la virola también coja algo de pegamento (procurar que esté bien extendido y evitar cúmulos), inmediatamente se vuelven a separar y se dejan unos 5 minutos (una buena prueba es tocar levemente con el dedo limpio la suela y observar que ésta no se adhiere al dedo). Unir entonces la suela con la virola y presionar bien, golpear si se quiere con un taco de madera o simplemente poner el taco perfectamente vertical y hacia abajo y dejarlo botar contra el suelo varias veces, terminar de corregir la suela para que esté bien alineada y repetir la presión. Cuando esté bien alineada se guarda al menos dos días para que el pegamento cuaje por completo. La acetona limpia muy bien este tipo de pegamentos y deja la virola completamente limpia y sin dañarla para la próxima suela que quieras colocar.

Con la colaboracion de Billar Metódico


Seguro te interesan estos enlaces de Billar:

Deseas Comprar Taco de Billar?
¿QUE PREFIERE: UN CASQUILLO SUAVE O UNO DURO?
Reemplace su propio casquillo
Mantenimiento del taco
Así se hacen los tacos de billar
Ventas y Accesorios de Billar
Como se juega el Snooker?

0 comentarios:

Publicar un comentario