ALGUNOS MITOS DEL BILLAR

"Ejecución es el conjunto de cualidades físicas que posee un jugador. Esto incluye postura del cuerpo, puente, balanceo, empuñadura, seguimiento, etc. La combinación de estas cualidades permite al jugador controlar los tres elementos técnicos que afectan a la minga al ser atacada (fuerza del golpe, dirección del taco y punto de ataque) para que su juego sea brillante, impecable y efectivo".

Mito 1. Creer que en las jugadas de "retroceso", la minga, al momento del impacto de lleno con la bola objetivo, continúa hacia adelante antes de retroceder. FALSO: La minga no continúa hacia adelante. Al contactar la bola de lleno, la minga se detiene instantáneamente y luego retrocede (a menos que vaya en el aire al momento del choque o que pese más que la bola golpeada).

Mito 2. Creer que en las jugadas de "seguido", la minga, al momento del impacto de lleno con la bola, rebota hacia atrás antes de continuar su trayectoria original. FALSO: La minga no rebota. Al impactar la bola objetivo de lleno, la minga se detiene instantáneamente y avanza. La minga puede rebotar, en algunos casos, porque hay varias bolas ligadas como en el rompimiento de la piña en la salida o, porque su peso sea menor que el de la bola golpeada.

Mito 3. Creer que las bolas rebotan de las bandas como un rayo de luz rebota de un espejo. FALSO: En el billar, si la minga (o bola) golpea la banda en cierto ángulo de entrada (incidencia), su ángulo de salida (reflexión) que está sujeto a un número de variables, podrá ser mayor o menor que el de incidencia.
El ángulo de reflexión se abre cuando:
l.Se ataca suave.
2.Se usa efecto "a favor".
3.La minga lleva rodamiento natural. El ángulo de reflexión se cierra cuando:
1.Se ataca fuerte.
2.Se usa "efecto contrario".
3.La minga tiene rotación retrógrada.
Como es de suponer, todos los "sistemas" basados en la premisa de los "ángulos iguales" son imprecisos.

Mito 4. Creer que se puede obtener mayor cantidad de efecto girando la muñeca al momento de atacar. FALSO: Físicamente hablando, la dirección, velocidad y efecto de la minga son el resultado de la fuerza del golpe, punto de ataque y dirección del taco al momento de contacto casquillo-minga. Hay factores que influyen como por ejemplo el peso y la flexibilidad del taco; al igual que el tipo de casquillo y su diámetro (resiliencia del casquillo). Cosas como "la muñeca flexible", apretar (o aflojar) la culata del taco, etc. no afectan a la minga. Definitivamente es beneficioso tener los ojos abiertos, usar ambas manos, asumir una actitud mental positiva, etc. pero estas son sólo cualidades que le ayudarán al jugador a controlar los tres elementos técnicos mencionados.

Mito 5. Creer que es preferible usar un taco pesado al romper la piña ya que siempre se ataca con más fuerza que con uno liviano. No necesariamente, lo que realmente importa es la cantidad de energía que se le imparte a la minga al atacar y esto depende de la cantidad de fuerza que se le puede poner al taco. La energía de un taco en movimiento es igual a la mitad de la masa multiplicada por el cuadrado de su velocidad. Al usar un taco liviano se puede obtener mayor velocidad, usando la misma fuerza muscular, que con uno más pesado. Esa mayor velocidad tiene un efecto al cuadrado en la ecuación de la energía, por consiguiente la energía resultante es mayor. Esta es la única razón porque una pequeña bala de 9mm puede voltear a un hombre en el aire, al golpearlo. En resumen, con la misma energía muscular, se ataca más fuerte con un taco de 18.5 onzas que con uno de 23 onzas. A propósito, el doble del peso del taco multiplicado por la velocidad del taco, dividido entre el resultado de la suma del peso del taco más el peso de la bola, es igual a la velocidad de la minga.

Mito 6. Creer que al atacar con efecto, con el taco a nivel (paralelo a la pizarra), la minga describe una curva durante su recorrido sobre la superficie de la mesa. FALSO: Si el taco está a nivel, el efecto no hará que la minga describa una curva. Para que esto suceda (resbalamiento) la minga deberá ser atacada de arriba hacia abajo como, por ejemplo, en el ataque semimassé (con el taco inclinado en un ángulo de 30 a 55 grados con relación a la pizarra) o en el ataque de massé (55 a 80 grados).

La mayoría de las veces, debido a que el marco de la mesa nos impide bajar la culata del taco, inconcientemente atacamos de arriba hacia abajo y este pequeño ángulo de ataque, por mínimo que sea, produce el resbalamiento.

Mito 7. Creer que al atacar con efecto, con el taco a nivel (paralelo a la pizarra), la minga viaja en línea recta, como una continuación de la trayectoria o dirección del taco. FALSO: La minga viaja en línea recta pero nó en la misma dirección que seguiría el taco, ya que se desvía en una dirección opuesta a la del efecto dado. Cuando se ataca la minga con efecto, ésta, en lugar de viajar sobre la trayectoria deseada (línea visual), se "desvía" unos milímetros en dirección opuesta al efecto dado. Esta desviación es causada por la reacción de la bola al golpe del casquillo y por la flexibilidad de la puntera del taco al momento de regresar a su forma original. Todo objeto en reposo rehusa moverse (inercia) y cuando es golpeado para moverlo, hay una reacción de contragolpe. Si golpeáramos la bola sobre su mismo centro, la reacción sería sobre la puntera del taco totalmente pero, como golpeamos fuera del centro, hay un componente de la fuerza (que impulsa la bola hacia adelante) que está en ángulo, y es ella la que desvía mínimamente la bola. Podríamos decir que prácticamente empujamos la minga a un lado antes de que ésta empiece a moverse hacia adelante.

Mito 8. Creer que el efecto de la minga se transfiere a la 1ra. bola objetivo y continúa transfiriéndose a la 2da., 3ra., 4ta. y así consecutivamente. FALSO: Cuando la minga con efecto colisiona de frente con una bola, le transfiere, además de la energía lineal, un "momento angular de rotación" causando que la bola colisionada gire en sentido opuesto al de la bola motriz. La cantidad de efecto transferido es sólo el 2%. El efecto que le transmite la 1ra. bola objetivo a la 2da. es tan poco que, para los efectos prácticos, no se toma en consideración. De la 2da. bola objetivo en adelante no se produce transferencia de efecto.

Mito 9. Creer que las bolas de billar son redondas. Lo redondo es sinónimo de circular. Un anillo es redondo lo mismo que la llanta de un auto. Las bolas de billar, como las de béis, fútbol, etc., son esféricas.

Mito 10. Creer que se le llama "Rotación" a una de las modalidades del "billar de buchacas" debido a que las bolas deben ser encestadas en orden numérico ascendente. FALSO: Si fuese así, se llamaría "Secuencia". El término "Rotación" deriva del orden en que se acomodan las bolas en la modalidad de "Chicago". El "Chicago" fue muy popular en Cuba; las bolas, en lugar de "armarlas" dentro del triángulo, se ligan a las bandas poniendo una en cada diamante de la mesa exceptuando la banda corta inferior. En la actualidad el "Chicago" se practica en Colombia, Honduras, México, etc. donde le llaman "Pool Armado" o "Billas", también en Chile donde se le llama "Jardinera".

Mito 11. Creer que todas las mesas de billar tienen "diamantes" empotrados en el marco. FALSO: Las mesas de "Snooker" no tienen diamantes.

Seguro te interesan estos enlaces de Billar:

CURIOSIODADES DEL BILLAR
EXTRAVAGANCIAS DEL BILLAR
¡¡¡SECRETOS DEL BILLAR!!!


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy en desacuerdo en algunas cosas y de acuerdo en otras, pero solo aclarar una cosa. El juego de rotacion, SI que se llama asi y es por ese motivo. Es en ingles, ROTATION, y lo practican la mayoria de profesionales para entrenar.
Mauro.

Publicar un comentario