"ALGUNAS COMPLEJIDADES DEL MASSE"

De acuerdo al reglamento de “Bola-9”, el jugador siempre debe causar que la minga
contacte primeramente la bola menor en la mesa, de lo contrario incurre en “falta”, lo que le proporcionará “bola en mano” al oponente. Por esta razón, cuando el jugador está “tapado” debe intentar una jugada de salto, de “antes banda” (jugada de lujo) o causar que la minga describa una curva para esquivar las bolas obstáculo.

1. Massé Largo.- Cuando la distancia entre la minga y la bola es de unos cinco diamantes o más, o si la curva requerida no es muy pronunciada, se puede “picar la bola” (semi-massé). Para efectuar esta jugada se debe usar un puente elevado y atacar con efecto (izquierdo o derecho) en un ángulo inclinado de unos 30 a 55 grados para que la minga describa la curva requerida (resbalamiento). Si la minga se encuentra cerca de la banda, se puede emplazar un puente convencional sobre el marco de la mesa, obteniendo así la elevación requerida para ejecutar esta jugada.

2. Massé.- Cuando la distancia entre la minga y la bola es más corta o si la curva requerida es pronunciada, se recurre al “massé”. En el massé (una de las jugadas más difíciles del billar, donde el casquillo del taco siempre debe estar bien entizado) se ataca la minga de arriba hacia abajo en un ángulo de unos 55 a 80 grados (hasta 90° en el “piqué”). El punto de ataque es de 8 a 10 mm a la izquierda o a la derecha del plano vertical (efecto). Inicialmente la minga recorre la superficie de la mesa en línea recta, luego describe una curva y finalmente viaja en línea recta.

3. Conocimiento.- El hecho de comprender los fenómenos físicos que se producen al atacar en ángulo y con efecto (fenómeno de “desvío”, saltos, curvas, etc.) le permite al jugador detectar ciertos defectos en su ejecución (recordar que el billar es un proceso de aprendizaje continuo). La mayoría de las veces que se falla una bola no es debido a que se “apuntó mal”, sino porque la minga describió una
curva o le causó un “envío” a la bola objetivo.

4. Puente.- Los “puentes” que se usan en el massé son diferentes a los convencionales. Los dedos medio, anular y meñique apoyados sobre el paño, el dedo índice recogido (para evitar que toque la bola) y el pulgar estirado, sin anillo y sin apoyar la palma de la mano en la mesa. Si el golpe es fuerte, se puede recurrir a un “puente en el aire” (mano libre con anillo y el brazo apretado al cuerpo) el cual requiere de bastante práctica para dominarlo; algunos jugadores se agarran la ropa para estabilizar el brazo y otros apoyan el codo sobre la mesa.

5. Postura.- La línea de visión debe ser de arriba hacia abajo, razón por la cual la postura del cuerpo debe ser erguida. En muchas ocasiones es más cómodo sentarse sobre el marco de la mesa y, dependiendo de la posición, se puede apoyar el antebrazo en el muslo.

6. Empuñadura.- La empuñadura para golpe fuerte puede ser la tradicional pero, para la mayoría de las jugadas, es preferible tomar el taco con dos o tres dedos como si se estuviese lanzando un dardo.

7. Tipo de Ataque .- El ataque del massé es diferente al que se usa en la jugada de salto en la cual se desea que el taco (o puntera) rebote al contactar la minga. En el massé se debe “penetrar” la bola hasta práctic amente contactar el paño. No se debe retener la tacada, por el contrario, la minga debe ser presionada contra la mesa. Un error muy común entre los principiantes (no sólo en los massés sino en todas las jugadas) es el de “golpear” la bola cuando en realidad deben “empujarla”.

8. Fantasía Clásica.- Doce de las 76 jugadas del “Billar Artístico” consisten de massés. Como muestra presento una de ellas cuyo coeficiente es de once puntos.



9. Fuerza del Golpe .- Un error que yo cometía era el de tacar la bola cerca de su periferia con golpe muy fuerte. Mi maestro de massés, el magnífico jugador argentino José “Pechito” Dichiaro (QEPD) me corrigió este defecto hace unos años atrás. A menos que se trate de una “fantasía” como las del programa en el Billar Artístico (donde se usa un taco de 23 onzas, 50 pulgadas de largo, con un casquillo de 14mm de diámetro) la gran mayoría de las jugadas se pueden realizar exitosamente con un golpe, cuanto más, a media fuerza. Cuando se ataca fuerte, la bola salta y se provoca un “desvío”.

10. Inclinación del Taco.- A menor inclinación del taco (y a mayor fuerza de golpe) más largo será el recorrido de la bola en línea recta antes de describir la curva. En el piqué, con un ataque inclinado (55° a 70°) la fuerza hacia adelante es grande, la fuerza hacia atrás es poca, por ende el retroceso es lento. Cuando el ataque es vertical (70° a 90°) la fuerza hacia adelante es poca, la fuerza hacia atrás es grande, por ende el retroceso es rápido. La aplicación de este recurso es indispensable en la modalidad de “cuadro” donde se desea retroceder la bola #1 una distancia considerable pero, para mantener las bolas reunidas, no se desea que la bola #2 recorra mucha distancia.

11. Cantidad de Efecto.- En el massé la bola es oprimida entre el casquillo del taco (fuerza) y la superficie de la mesa (resistencia) proporcionándole mucho mayor efecto a la bola (debido a la mayor fricción) que en el ataque con el taco paralelo a la pizarra. Entre más efecto tenga la bola, más pronunciada será la curva. Si el punto de ataque fuese en su parte más alta y con el taco a 90°, la bola quedaría atrapada, sin moverse; pero como se ataca afuera de su centro, la presión que se produce causa que la bola “salga disparada” (como cuando se aprieta una semilla húmeda entre las yemas de los dedos) con dos movimientos adquiridos: traslación (la bola “patinando” en línea recta) y efecto (la bola girando sobre un plano inclinado) estableciéndose una lucha entre estos dos movimientos. A medida que la velocidad disminuye, la rotación de la bola (efecto) causa, debido a la fricción con el
paño, que describa una curva en su trayectoria. Acto seguido las dos fuerzas convergen y la minga inicia una trayectoria en línea recta a medida que acumula rotación natural.

12. Punto de Ataque .- Como se mencionó anteriormente, el punto de ataque no debe ser cerca de la periferia, no sólo por la posible “pifia”, sino porque al no oponerle mayor resistencia al taco, lo más probable es que éste golpee fuertemente al paño maltratando la mesa. La bola se debe atacar cerca de su centro para presionarla más sobre la mesa y proporcionarle mayor cantidad de efecto.
La trayectoria final de la minga (después de describir la curva) es paralela a la línea hipotética que conecta (y atraviesa) al punto en la mesa donde reposa la minga y al punto en el paño que el centro del casquillo contactaría si atravesase la minga al momento de atacar. Esto significa que el jugador puede determinar la trayectoria final de la bola si visualiza la jugada de antemano y calcula el punto de ataque apropiado.

13. Práctica.- Por lo general, los propietarios de los salones de billar no permiten la práctica del massé por el daño que le causan al equipo de juego, por ejemplo: ¡romper el paño! Ciertas Academias de Billar en Europa tienen mesas pequeñas (3’ x 6’) para que los jóvenes aprendan la técnica, especialmente en la “serie americana”. Algunos propietarios permiten la práctica del mismo poco antes de cambiar el paño de la mesa. Conozco quienes practican en su casa, sobre la mesa del comedor, tacando un círculo dibujado en una hoja de papel. El comportamiento de la minga (distancia
y dirección de su trayectoria inicial, la curva que describe y la dirección en su recorrido final) es determinado por tres factores: Inclinación del taco, punto de ataque y fuerza del golpe; recomiendo practicar el tiro repitiendo dos variables y cambiando una; por ejemplo: practique muchas veces una jugada con la misma inclinación del taco y con el mismo punto de ataque, sólo varíe la fuerza del golpe. Al principio practique con golpe suave, luego podrá aumentar la intensidad del golpe
progresivamente.

14. Otras Ventajas .- Además de esquivar las bolas obstáculo, el massé se puede utilizar, después de encestar una bola, para dirigir la minga a un área de la mesa que le permita al jugador encestar la próxima bola. Otros usos prácticos son los de evitar un “arreo” cuando la minga se encuentra muy cerca de la bola de turno, al igual que para efectuar un enceste de carambola (¡el “9”!).

Basado en un artículo de Victor Maduro

Seguro te interesan estos enlaces de Billar:

El Massé
REGLAMENTO DE CARAMBOLA
Consejos básicos para jugar billar
Como se juega el Snooker?
Robot que juega al Billar


1 comentarios:

Anónimo dijo...

La trayectoria fial de la minga(despues de describir la curva) y el resto de texto hasta donde dice y calcula el punto de ataque apropiado. no lo entiendo,no entiendo bien como se puede calcular b la trayectoria,si me lo pudieras explicar nuevamente o con algun grafico te lo agradezco,mi correo es lporley@gmail.com

Publicar un comentario